No vendas la carne – Vende el chisporroteo

En el año 1937 un hombre que fue considerado de los mejores vendedores del mundo, escribió una obra llamada “Frases probadas que venden” en donde en el título de su primer capítulo encontramos una valiosa lección:

“No vendas la carne (el bife, filete, bistec) vende el chisporroteo”

El chisporroteo es el sonido que hace un tierno trozo de carne cuando es arrojado a la sartén.

En el ejemplo este particular sonido es un beneficio mucho más atractivo para el cliente que la carne en si misma, pero claro la carne es necesaria para mantener una buena salud.

Chisporroteo ==> DESEO
Carne ==> NECESIDAD

Según Elmer Wheeler todo producto tiene su propio chisporroteo, su beneficio principal, la razón más atractiva por la cual lo van a comprar las personas, es decir, lo que provoca el DESEO.

Una vez que has generado el DESEO en las personas es el momento de dar las razones lógicas por las que debería obtener tu producto, es decir mostrarles porque es necesario comer carne.

Has una lista con los 5 beneficios principales que van a generar un mayor deseo en tus potenciales clientes (vende las burbujas, no el champagne) y comienza siempre tu oferta nombrándolos, para generar el DESEO por adquirir tu producto desde un primer momento.

Este ejercicio es mucho más efectivo cuanto mejor logras ponerte en los zapatos de tus potenciales clientes, cuando te olvidas de ti y las cosas que te interesan a ti, y comienzas a sentir, percibir y desear como lo haría uno de tus clientes.

11 Respuestas to “No vendas la carne – Vende el chisporroteo”

  1. Juan Nicolas Hartz agosto 17, 2014 at 1:44 am #

    Gracias Alejandro, excelente comentario que dibuja la verdad del marketing, lo equipararía cuando se trata de personas al ya consabido dicho popular “date a desear”, no te vendas tú, vende tus sueños,vende tus deseos, de este modo evitamos lo que tambien dice el dicho popular “es una persona pagada de sí mismo”, las personas anhelamos sueños y deseos que puedan hacerse realidad, esos si que pueden venderse, enhorabuena Alejandro, todo en esta vida se puede y lo que nunca debemos dejar de hacer es soñar y desear.

    • alejosefig agosto 17, 2014 at 1:48 am #

      Muchas gracias a ti Nicolás, la verdad que con tu aporte pude aprender algo nuevo. Un saludo!

  2. RobertoIbarra - Paginas Web agosto 17, 2014 at 3:10 pm #

    Es algo así como dar a oler la carne guisada y así se la saborean, se les abre el apetito y compran.
    Muy bien Alejando
    Saludos

    • alejosefig agosto 17, 2014 at 11:46 pm #

      Así es Roberto, en el caso que lo hagas por internet sería describir ese olor a la persona, para que en su mente se lo imagine y comience a saborearlo. Un saludo y muchas gracias por compartir tu opinión.

  3. berenice agosto 18, 2014 at 6:10 am #

    excelente lección a veces nos enfocamos mas en ofrecer el producto como tal que la satisfacción que le traerá al cliente adquirir nuestro producto o servicio, es lo que nos va a diferenciar del resto de la competencia.

    • alejosefig agosto 18, 2014 at 6:22 am #

      Muchas gracias por compartir tu opinión Berenice

  4. enrique agosto 18, 2014 at 8:34 pm #

    gracias mi hno y amigo. Me alegra que hayas trasmitido este conocimiento…lo pondremos en practica.cuidate y hasta pronto

    • alejosefig agosto 18, 2014 at 9:49 pm #

      Muchas gracias Enrique! Un abrazo!

  5. Edgar Criollo agosto 19, 2014 at 3:02 pm #

    Hola Alejandro,

    Excelente aporte, sobre todo para quienes continúan empeñados en vender taladros en vez de huecos.

    Un abrazo

    • alejosefig agosto 19, 2014 at 3:10 pm #

      Muchas gracias Edgar, esa es otra buena analogía que solía utilizar Mikel Dillard si no me equivoco. Buen aporte!

  6. daniel agosto 20, 2014 at 11:22 am #

    Gracias Alejandro por tenernos siempre presente lo del “chisporroteo” que es como la gallina si no cacarea, como sabemos que puso el huevo. Siempre es necesario saber que nenesecidad tiene el cliente, un saludo !!

Deja tu Comentario